7 CURIOSIDADES SOBRE EL CAMINO DE SANTIAGO QUE NO CONOCÍAS
590
post-template-default,single,single-post,postid-590,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

7 CURIOSIDADES SOBRE EL CAMINO DE SANTIAGO QUE NO CONOCÍAS

La Ruta Xacobea cuenta con innumerables mitos, leyendas e historias vividas por los millones de peregrinos que la transitan cada año. Además, el Camino de Santiago esconde muchas curiosidades por muchos desconocidas. Hoy, desde Kaihópara, te contamos algunas de las más significativas:

Renacimiento del Camino de Santiago

El Camino de Santiago era, sin lugar a dudas, la peregrinación que más devotos atraía en el siglo XVI, desafortunadamente, la cifra fue decreciendo y pasó a recibir la visita de muy pocos viajeros a lo largo de todo el siglo XVII.

Fue en el siglo XX cuando el Padre Valiña se propuso cambiar las tornas iniciando un proceso de revitalización de varias de las localizaciones del Camino de Santiago y, posteriormente, señalaría la Ruta Xacobea desde los Pirineos hasta Santiago. Esta importante restauración de la Ruta provocó su resurgimiento en los años 80, llegando a recuperar todo su esplendor en 1993, coincidiendo con el Año Santo.

 El año santo

Cuando el día del Apóstol (25 de julio) coincide en domingo se declara año Santo Jacobeo, una época en la que la iglesia otorga gracias espirituales a los fieles.

El año jubilar se inicia con la apertura de la Puerta Santa el 31 de diciembre del año que le precede y, el Arzobispo de Santiago, derriba desde el exterior el muro que tapia la Puerta Santa tras golpearlo tres veces. La puerta permanece abierta hasta el 31 de diciembre, momento en el que se volverá a tapiar de nuevo.

Símbolo de la vieira

Todo el mundo relaciona el Camino de Santiago con el símbolo de la vieira, pero pocos conocen la razón. Como decíamos la Ruta Xacobea esconde muchos misterios y, puede que la concha del peregrino sea uno de ellos. La vieira, familia del molusco bivalvo de Galicia, es un objeto imprescindible para todo peregrino que vaya a iniciar su viaje, sin embargo, el motivo por el que los primeros caminantes comenzaron a llevarla es desconocido.

A pesar de que el origen no está claro, si se conoce el uso que se le daba desde el comienzo de las peregrinaciones a Ciudad Santa: distinguir a los viajeros que habían finalizado su peregrinación por el Camino de Santiago. Originariamente, a todos los caminantes que habían llegado a Santiago de Compostela se les entregaba una acreditación y una concha de vieira para portarla en el sombrero o en la capa. Llevar esta concha es una forma de hacer tributo al Apostol, como figuraba en los textos del Códice Calixtino.

Indumentaria del peregrino

Al principio, los peregrinos vestían como viajeros corrientes, pero, poco a poco, se fue definiendo una indumentaria muy concreta: un abrigo corto que no estorbaba al andar, una capa de cuero que protegía contra el frío y un bastón alto con punta de hierro del que colgaba una calabaza que hacía la función de cantimplora.

Cuando el peregrino finalizaba la ruta, o guardaba las indumentarias como recuerdo, como muestra para sus descendientes o las entregaba a la iglesia en señal de agradecimiento por haber podido regresar indemne de los riesgos del viaje.

La Compostela

La Compostela es un documento escrito en latín del Cabildo Catedralicio de Santiago que demuestra la realización del Camino. Para conseguirla, hay que mostrar la credencial correctamente sellada y haber llegado a Santiago tras 100 kilómetros a pie o 200 en bicicleta, por lo menos.

La Credencial

Es un documento que certifica la condición de peregrino a quién lo lleve. La credencial se consigue en las cofradías, asociaciones y refugios en los que ha delegado la Iglesia de Santiago. Debe sellarse una o dos veces al día en las localidades por las que pasa el Camino, no da derecho a nada, pero demuestra que el que lo porta es peregrino. Tiene un precio simbólico de 1 euro.

Fin de la ruta

El fin de la peregrinación tiene lugar una vez se llegue a la tumba del Apóstol de Santiago, en el interior de la Catedral de Santiago de Compostela.

Si entre tus planes se encuentra el de realizar el Camino de Santiago, en Kaihópara podemos ayudarte a diseñar la ruta que mejor se adapte a ti. No importa tu estilo, tampoco tu forma física, además, tendrás el apoyo del equipo Kaihópara durante todo el trayecto, ¡nos adaptamos a tu nivel!

 

 

 

Sin comentarios

No hay comentarios