CONSEJOS PARA PROTEGER TU PIEL (POR DENTRO Y POR FUERA) EN VERANO - Agencia de Viajes de Aventura | Kaihopara
1398
post-template-default,single,single-post,postid-1398,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.1.0,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

CONSEJOS PARA PROTEGER TU PIEL (POR DENTRO Y POR FUERA) EN VERANO

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y su principal función es la protección. Esta protege al organismo de bacterias, sustancias químicas y temperatura, por ello hay que extremar su cuidado, sobre todo ahora en verano.

La piel es muy vulnerable a la exposición al sol y las altas temperaturas. Por esta razón, cuando llega la época estival requiere un cuidado más intenso para garantizar su buen estado. La piel puede verse afectada de muchas formas, no solo melanomas, sino también con un envejecimiento prematuro, perdida de elasticidad y firmeza. Sino cuidamos debidamente nuestra piel puede deshidratarse, descamarse o tornarse áspera.

Pautas para un correcto cuidado de la piel

La hidratación, la higiene y la protección son los cuidados a los que se debe prestar especial atención en verano. Pero, ¿cuáles son los cuidados básicos que debemos proporcionarle en el día a día? ¡Te lo contamos!

Higiene: No hay que explicar las razones por las que es fundamental ducharse todos los días, pero no hay que olvidar la importancia de hacerlo tras un baño en la piscina o en el mar o después de realizar alguna actividad deportiva que haya aumentado la transpiración. Teniendo en cuenta este consejo, evitarlas infecciones, eritemas e incluso deshidratación.

Hidratación: Es fundamental beber 2 litros o 2 litros y medio en los meses de más calor (y si lo haces el resto del año también, mejor aún) para evitar la deshidratación de la piel. Además, hay que complementar este hábito con el de utilizar crema hidratante después de cada ducha o tras tomar el sol.

Sudor: Hay que optar por ropa y calzado fresco durante todo el verano. El calor favorece la sudoración pero, haciendo uso de materiales como el algodón o el lino, favorecerás la circulación del aire.

Alimentación: Las ensaladas, las verduras frescas y la fruta deben formar parte de tu menú diario en verano. Estos alimentos favorecen la hidratación del organismo y de la piel.

Tomar el sol: Los expertos coinciden en que los baños solares no deben superar los 30 minutos diarios y siempre con una protección solar alta y acorde a cada tipo de piel.

 

¡LA VIDA TE ESTÁ ESPERANDO!

INFO@KAIHOPARA.COM

601 019 554

*LLÁMANOS O ENVÍANOS UN EMAIL Y TE PREPARAREMOS

EL VIAJE CON EL QUE ESTÁS SOÑANDO.

Sin comentarios

No hay comentarios